Posteado por: dvdlpzsnchz | 26 enero, 2011

Sistema de referencia y posición

Si un día estamos sentados en una silla de una terraza tomando un helado y alguien nos preguntara si las personas que están caminando por el otro lado de la calle están moviéndose, sería una pregunta muy fácil. Pues así van a ser todas las preguntas que hagamos a lo largo de este tema.

La pregunta anterior ha sido muy fácil; se están moviendo. Pero vamos a poner otro ejemplo no tan evidente. Dos de tus amigos se montan en un coche y echan un juego de esos de “a ver quién aguanta más la mirada”. Arrancan, se van y tú te quedas despidiéndote con un pañuelo como en las películas de Berlanga.

Ahora empezamos con las preguntas que siguen siendo tan evidentes. Si te preguntamos a ti sobre si tus amigos se están  moviendo, rápidamente responderías que si, que los dos se están moviendo, el coche se aleja y ellos también. Pero ¿y si les preguntamos a ellos? Recuerda que siguen inmersos en el apasionante juego de aguantar la mirada y que quien se mueva pierde. Cualquiera de ellos dos respondería que el otro está quieto, que no se mueve nada.

Entonces ¿en qué quedamos? ¿se mueven o no? La respuesta es que depende. Claro, depende del sitio desde donde miremos. Si seguimos con el ejemplo anterior y seguimos dentro del coche, podríamos hacer la siguiente pregunta: ¿Se están moviendo las casas que vemos desde el coche? Alguno de tus amigos (muy avispado) diría que no, que las casas no tienen piernas para moverse. Pero… si en un instante están delante de ti y más tarde están por detrás, se tendrán que haber movido. El avispado volverá a responder y con sorna te dirá que si estás tonto o te lo haces, que los que se mueven son ellos.  A lo que nosotros replicaremos: ¿Pero no estabais quietos jugando a lo de la mirada?

Las preguntas se han complicado. O no. El caso es que aunque las respuestas sean contradictorias, todas tienen razón.

¿¿??

Si, porque lo que tenemos que tener en cuenta antes de nada es que el movimiento va a depender del sitio desde donde miremos. Si miro desde fuera del coche, las casas no se mueven. Si miro desde dentro, las casas se mueven.

¿Entonces nunca podremos decir si algo está en movimiento o parado?

Si que podremos, pero antes tendremos que decir desde dónde lo miramos, es decir, necesitaremos un sitio desde el que estudiar cualquier problema, pero todo el problema entero desde el mismo sitio. Este punto se llama origen de referencia.

Ahora la pregunta puede cambiar un pelín. Desde este punto ¿cómo sé si un cuerpo se está moviendo o no?

Esto es más fácil, pero necesitamos otra herramienta. Si ya nos hemos situado en nuestro origen (y cuando nos pongamos sobre él, siempre vamos a estar sobre él aunque se mueva) tendremos que saber dónde está el cuerpo. 2 metros hacia adelante y 3 metros hacia la izquierda. Lo hemos situado y lo hemos situado muy bien. Pero, aunque no nos hemos dado cuenta, hemos estado utilizando esta nueva herramienta. Son los ejes de referencia. Éstos me van a decir dónde están las cosas: delante, detrás, a la izquierda, a la derecha, arriba o debajo.

Pues bien la unión del origen de referencia con los ejes me da origen al sistema de referencia. Saber qué es, dónde ponerlo y cómo usarlo es fundamental para resolver problemas de movimientos.

Pero aún no hemos resuelto el problema de saber si algo está en movimiento o parado.

Bien, ahora que ya sabemos qué es el sistema de referencia, podemos explicar qué es la posición que ocupa un cuerpo.  La posición que ocupa un cuerpo, por decirlo de una manera muy sencilla, es dónde está ese cuerpo, pero ojo, lo tendremos que hacer desde el sistema de referencia que nos marquen.

Ejemplo: Si estás leyendo esto es porque tienes una pantalla de ordenador delante de tus ojos. Bien, pues entonces podemos pensar y obtener lo siguiente:

- Origen de referencia: Tus ojos.

- Eje de referencia: La línea que une tus ojos con la pantalla del ordenador.

- Sistema de referencia: La unión de las dos ideas anteriores.

- Posición del ordenador: Delante a medio metro más o menos (si es menor, aléjate que te vas a quedar ciego bien rápido).

Hemos usado todas las ideas anteriores para acabar diciendo que tienes el ordenador delante de tus ojos… ¡¡¡si es que somos listísimos!!

Pero lo que nos interesa es que hemos sido capaces de obtener la posición de algo fácilmente.

Ahora ya estamos en condiciones de decir cuándo algo se está moviendo o está parado que es la pregunta más importante que tenemos que resolver.

Algo está parado RESPECTO A MI SISTEMA DE REFERENCIA cuando su posición no cambia con el tiempo.

Algo está en movimiento RESPECTO A MI SISTEMA DE REFERENCIA cuando su posición cambia con el tiempo.

La pantalla sigue estando delante de tus ojos, está parada respecto a tus ojos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: